Skip to content
marzo 20, 2012 / kassaggi

Imposición: tiro y vuelta / tira-retira

El término IMPOSICIÓN en las artes gráficas, se refiere a la manera de disponer las planchas de las páginas en la plancha, de modo que -una vez impreso y doblado el papel del pliego- se formen los cuadernillos con las páginas en el orden y posición adecuados. Hay diversos tipos de imposición, su uso depende del tamaño del papel del pliego, del tipo de máquina en el que se va a imprimir y de otros aspectos técnicos menores. Aquí explicaremos dos métodos de imposición: Tiro y vuelta, y Tira y retira.

TIRO Y VUELTA: Es el tipo de impresión estándar para máquinas de offset. el documento debe ser impreso dos veces, en una primera pasada se imprime la cara del documento con la paginación definida en función del número de páginas. a continuación, una vez impresas todas las copias, se para la máquina, se cambian las planchas para colocar las correspondientes a la retiración del documento, y se vuelve a imprimir los documentos por la retiración.

Éste sistea tiene el inconveniente de necesitar una parada de máquina, un cambio de planchas, una puesta en marcha y una recalibración, generando más maculatura y encareciendo el proceso tanto en tiempo como en material. Por supuesto éstos problemas se evitan con una máquina de offset de impresión a dos caras, colocando las dos planchas en sus respectivos rodillos y realizando solo una pasada por la máquina.

TIRA Y RETIRA: Es el tipo de impresión e imposición para máquinas de hoja plana, por la que se usa una plancha que tiene ambas caras de un documento lado a lado. Se imprime un lado de la hoja, se le da la vuelta de izquierda a dercha, usando el mismo borde superior del papel como borde de las pinzas para agarrar el papel, que se imprime entonces de nuevo en el lado contrario. Como la plancha se ha preparado adecuadamente, el documento queda impreso al menos dos veces en ambos lados. En cada una de las caras hay un frente y un reverso de cada página. La ventaja obvia de este sistema es que permite imprimir un documento entero con una sola plancha (lo que ahorra costes y cambios de planchas). Se puede aplicar en casos en los que la tirada es corta y el número de páginas es divisible por cuatro.

Anuncios
marzo 20, 2012 / kassaggi

Encuadernando en PUR

 

La palabra PUR es una acrónimo de Poly Uretano Reactivo y, como su nombre indica, es un adhesivo que está basado en polímero de uretano. La cola PUR posee unas cualidades que la hacen única y la preferida por los profesionales de la encuadernación.

Son muchas las ventajas que aporta la cola PUR. Entre ellas, destaca el hecho de que sea más flexible que las colas tradicionales, por lo que permite que un libro encuadernado con esta cola pueda abrirse en plano, sin que sus hojas se desprendan. Además, encuaderna cualquier tipo de soporte (acetatos, papel fotográfico, couchée, plásticos, laminados, offset e impresión digital), nunca pierde sus propiedades, por lo que el libro permanece inalterado con el paso de los años, y puede ahorrar el paso intermedio del cosido, gracias a su flexibilidad y adherencia.

Por último, la cola PUR está diseñada para soportar márgenes de temperatura entre -20 y + 140 °C. Este margen hace que los libros encuadernados con PUR puedan enviarse a cualquier destinación o clima.

La cola PUR reacciona o cura con la humedad del aire y del papel. Esto condiciona el tiempo que puede estar en un tanque sin usarse. Aproximadamente, al cabo de dos horas, es necesario sustituir esta cola, ya que ha perdido propiedades químicas y su adherencia estará afectada. Mientras la cola en el tanque se está usando, no importa que ésta esté en contacto con la humedad del aire.

Los libros encuadernados con cola PUR necesitan más tiempo de curado que los libros encuadernados con cola tradicional. En la actualidad, existen varios fabricantes de cola PUR y algunos de ellos disponen de varias referencias, las cuales poseen diferentes tiempos de curado, así como diferentes propiedades químicas. Como tiempo convencional para poder inspeccionar un libro encuadernado en PUR, se necesitan aproximadamente 5 minutos. Después de 5 ó 6 horas, se consigue el 80% de la fuerza de adhesión.

Dada su especial formulación química, actualmente la cola PUR se presenta en cilindros compactos de 2 y 20 kilos, así como granulada, siendo esta última la novedad en el sector. Para poder trabajar con estos cilindros compactos es necesario el empleo de un dosificador de cola PUR, cuyo funcionamiento es parecido al de una bomba de tinta. En el caso del PUR, el plato que presiona el cilindro de cola funde en ausencia de aire la capa superior del cilindro, para después bombear la cola a través de una tubo calefactado hacia la encuadernadora.

En la actualidad, la cola PUR se suele aplicar mediante dos sistemas: inyectores y tanque abierto. En las máquinas de una mordaza, el sistema de inyectores aplica la cola en el lomo y en la cortesía. En los equipos de alta producción con varias mordazas, se suele aplicar la cola PUR en el lomo y cola tradicional de secado lento en la cortesía.

El segundo de los sistemas de aplicación es el de colero abierto, es decir, un tanque de cola muy parecido al convencional de cola EVA, pero con una tratamiento especial antiadherente. Gracias a este tratamiento, la limpieza del tanque de cola es muy sencilla y se puede realizar en pocos minutos. Con este sistema se pueden emplear los dosificadores de cola PUR o bien la cola granulada directamente. En el primer caso, un sensor mantiene un nivel en el colero. A medida de que la cola se va consumiendo, el sensor detecta la bajada del nivel y repone la cantidad gastada. En el caso de usar cola granulada, sólo es necesario verter la cantidad de gránulos necesaria para el trabajo y, si fuera necesario, reponer el nivel, añadiendo más gránulos. Una vez acabado el trabajo en los sistemas con colero abierto es necesario proceder a la limpieza del mismo. Normalmente, estos coleros poseen un sistema mecánico de autolimpieza, por lo que sólo es necesario dejarlo en vaciado.

marzo 20, 2012 / kassaggi

Tecnología de impresión láser

 

En éste artículo vamos a profundizar en la tecnología de impresión láser desde el momento en que se da la orden de impresión en un proceso CTPrint.

Cuando la imagen a ser impresa es comunicada a través de un lenguaje de descripción de página, el primer trabajo de la impresora es convertir las instrucciones en un mapa de bits. Esto es hecho por el procesador interno de la impresora, y el resultado es una imagen (en memoria) de cada punto que será ubicado en el papel. Los modelos designados comoWindows printers no tienen sus propios procesadores, así que la PC anfitrión crea el mapa de bits, grabándola directamente en la memoria de la impresora.

El corazón de una impresora láser es un pequeño tambor rodante – el cartucho orgánico fotoconductor (OPC) – con un revestimiento que le permite mantener una carga electrostática. Un láser recorre la superficie del tambor, colocando selectivamente puntos de carga positiva, que representarán la imagen de salida. El tamaño del tambor es el mismo que el del papel en el cual la imagen aparecerá, cada punto en el tambor correspondiendo a un punto en la hoja de papel. En el momento apropiado, el papel es pasado a través de un cable cargado eléctricamente que deposita una carga negativa en él.

En las verdaderas impresoras láser, la carga selectiva es hecha por las interrupciones on y off del láser durante el escaneo del tambor, utilizando un complejo sistema de espejos y lentes giratorios. Estos espejos giran increíblemente rápido y en sincronización con las interrupciones del láser. Una impresora láser típica, puede perfectamente realizar millones de interrupciones cada segundo.

Dentro de la impresora, el tambor rota para construir una línea horizontal por vez. Claramente, esto tiene que ser hecho de una manera muy eficiente. Cuanto más pequeña la rotación, más alta será la resolución de la página. La rotación de una impresora láser moderna es típicamente 1/600 de pulgada, dando 600 dpi de resolución vertical. De manera similar, cuanto más rápidas sean las interrupciones on y off del láser, más alta será la resolución horizontal.

Mientras el tambor rota para presentar el área próxima para el tratamiento con el láser, el área escrita se mueve hacia el tóner. El tóner es un polvo negro muy fino negativamente cargado, lo que causa que sea atraído hacia los puntos con cargas positivas en la superficie del tambor. Así, después de una rotación completa, la superficie del tambor contiene toda la imagen a imprimirse en la página.

Una hoja de papel (cargado positivamente) luego entra en contacto con el tambor, alimentado por una serie de engranajes lisos. Mientras completa su rotación va tomando el tóner del tambor a causa de su atracción magnética, transfiriendo así la imagen al papel. Las áreas del tambor cargadas negativamente no atraen el tóner, lo que resulta en las áreas blancas de la impresión.

El tóner está especialmente diseñado para derretirse muy rápidamente, y un fuser (o fusionador) aplica calor y presión al papel para hacer que el tóner se adhiera permanentemente. Por esto es que el papel sale de una impresora láser caliente al tacto.

La etapa final es limpiar el tambor de algún remanente de tóner, para poder comenzar el ciclo de nuevo.

Hay dos formas de limpieza, físico y eléctrico. Con el primero el toner que no ha sido transferido a la página es mecánicamente quitado de la página, y un colector de tóner de desperdicio lo deposita en un compartimiento. La limpieza eléctrica consiste en cubrir al tambor con una carga eléctrica uniforme, permitiendo que el láser pueda escribir de nuevo. Esto es hecho por un elemento eléctrico llamado cable corona. Ambos elementos, tanto el pad que limpia el tambor como el cable corona, necesitan ser cambiados regularmente.

Muchas de las llamadas impresoras láser son actualmente del tipo LED. Estas impresoras LED son una alternativa más barata que las láser convencionales. El láser y los espejos son reemplazados por una línea fija de LEDs. A 300 dpi una impresora de este tipo tiene 300 LEDs por pulgada, a lo ancho de la página. La ventaja de este tipo de impresoras es, obviamente, el precio, porque la línea fija de LEDs la hacen más barata que una verdadera láser, que tiene muchas partes móviles. La desventaja tiene que ver con la calidad de impresión, porque la resolución horizontal es absolutamente fija, y no pueden aplicarse actualizaciones como en las verdaderas láser. Las impresoras LCD trabajan con un principio similar, usando un panel de cristal líquido como fuente de luz.

marzo 20, 2012 / kassaggi

impresión en color por transferencia térmica


En las impresoras térmicas el cabezal es fijo y ocupa el ancho del papel a imprimir. Actúan por calor, derritiendo puntos de una cera sólida que recubre una “supertinta” multicolor descartable. Ella cubre todo el ancho del papel y se mueve junto con éste. Los colores CYMK sobre la supertinta forman franjas. Entonces, suponiendo que por debajo del cabezal pase la franja amarilla, de todas la fila de resistores de semiconductores sólo aquellos que deben imprimir un punto de ese color serán calentados por un impulso eléctrico producido por el microprocesador que controla la impresión. Esto lo hace de acuerdo a los unos y ceros que representan la imagen a imprimir almacenados en el buffer de la impresora. Un rodillo de impresión aprieta el papel contra la “supertinta” calentada por las agujas del cabezal, de modo que puntos de cera derretida pasen al papel. Luego la cinta avanza una franja, hacia el cian y el papel retrocede, para ponerse nuevamente con la línea antes impresa (con puntos amarillos) sobre los resistores del cabezal.

Ahora otra vez se repite el proceso anterior, para imprimir aquellos puntos que deben aportar color cyan. Del mismo modo se imprimen los puntos correspondientes a las franjas restantes: magenta y negro., completándose así el proceso de impresión de una línea de puntos en color.
La cantidad de resistores por pulgada que presenta la línea de agujas del cabezal, determina la resolución de la impresora. Si ésta es solo de 300 dpi permite imprimir imágenes pictóricas, pero los textos no son de calidad.
Otra impresora activada por calor es la difusión de tinta, en la cual el colorante de la supertinta se difunde sobre el papel, produciendo colores más densos a mayor temperatura. Así es posible generar 256 colores en los puntos impresos.
Las impresoras descriptas tienen aspectos comunes con las conocidas impresoras térmicas. Estas usan papel termo sensible, que se oscurecen en puntos con el calor al pasar por el cabezal fijo de puntos calentados.
El cabezal es el componente mas critico en cuanto a mantenimiento y reemplazo. La mayoría de los problemas relacionados con la calidad de impresión, son el resultado directo del uso o cuidado inapropiado de impresión. Por lo tanto la mayoría de los problemas pueden ser corregidos evitados o corregidos fácilmente al saber cómo detectar las primeras señales de problemas con el funcionamiento del cabezal de impresión.
Si las impresiones tienen una apariencia demasiado clara, estas no proporcionarán suficiente contraste con respecto a los espacios claros.
Cuando los ajustes de calor están demasiado altos, el quemado es excesivo y las impresiones aparecen demasiado gruesas, como por ejemplo lo que se denomina el crecimiento de barras. Lo que implica que dejara de ser legible, debido a que la proporción ancho-angosto no puede ser mantenida.
Normalmente, el quemado excesivo es corregido bajando el ajuste de calor.
Las líneas impresas diagonales no deseadas o las rayas blancas son una señal de que las cintas no esta cargada o no se esta alimentando correctamente hay que verificar que la cinta este colocada uniformemente, también asegurarse de que el material que se va a imprimir este cargado correctamente dentro de las guías y que este siendo alimentado hacia la impresora de manera uniforme y parejo.
Las manchas y las áreas en blanco se deben frecuentemente a la suciedad, la abrasión o los elementos quemados en el  cabezal de impresión. Los elementos quemados evitan que el calor se transfiera, lo cual resulta en áreas muertas en la impresión. Las suciedad o los materiales abrasivos también podrían bloquear o redirigir la transferencia de calor o de la cinta, resultando en áreas en blanco o manchas que podrían hacer que la impresión sea ilegible. La limpieza periódica evitara los problemas de suciedad o abrasión, pero los elementos quemados requieren el reemplazo del cabezal térmico.
Una cinta arrugada también podría causar rayas o áreas en blanco en las superficies que deberían quedar impresas.
  • Las arrugas en las cintas podrían indicar que la tensión es insuficiente. Si este es el caso, se debe apretar la cinta.
  • Si las cintas se arrugan consistentemente, podría ser necesario reducir la velocidad de impresión.
Otra causa posible de las manchas o áreas en blanco es un medio con capa superior inapropiada u otros defectos.
La limpieza periódica del cabezal de impresión protege contra las fallas repentinas y la degradación de la calidad con el tiempo. La abrasión es la causa predominante de las fallas prematuras del cabezal de impresión- responsable del más del 80 % de acuerdo con un estimado. Cuando la suciedad, el polvo y otros contaminantes se acumulan en el cabezal de impresión, las partículas pueden bloquear la transferencia de calor, lo cual podría hacer que otros elementos del cabezal de impresión se calienten excesivamente y se quemen, lo cual requiere el reemplazo del cabezal de impresión. Después de la exposición repetida al calor, los contaminantes se endurecen y se adhieren al cabezal de impresión, lo cual podría causar corrosión.
Los cabezales térmicos son partes reemplazables y no es necesario reemplazar toda la impresora al final de ciclo de vida del cabezal. Deben ser considerados como productos consumibles y deben ser reemplazados a medida que sea necesario.
La durabilidad de una impresora térmica depende del tipo y de la calidad de imágenes que se impriman, los ajustes del calor, los medios de impresión y otros factores.
marzo 20, 2012 / kassaggi

Aleatorio?___ Radical.

 

Una hoja de papel de tamaño DIN A4 mide 210*297 mm. Ante esta evidencia que todos podemos observar, a un curioso le pueden venir a la mente un par de cuestiones: ¿por qué esas medidas y no otras? ¿qué significa eso de DIN y del número?

DIN es el acrónimo del Deutsches Institut für Normung, ‘Instituto Alemán de Normalización’, que es el organismo nacional de normalización de Alemania, cuya función es la elaboración de estándares téncnicos para la racionalización y el aseguramiento de la calidad.

En 1922 se elaboró la norma DIN 476, que es la que normaliza los formatos de papel.

El caso es que aunque los valores concretos resultan un poco caprichosos, la definición y razón de ser de los tamaños de toda la serie de papeles DIN A es simple. Cualquier hoja de la serie, si se corta a la mitad, nos da un par de hojas del tamaño siguiente. Así, si cortamos una A3 al medio, tenemos dos A4, si cortamos una A4, tendremos dos A5 y, lo más importante, todas ellas tienen la misma proporción de alto a ancho.

La serie comienza con la A0 que se define como una hoja que además de cumplir con la condición anterior, tenga una superficie de 1 metro cuadrado. Un cuadrado de un metro de lado tiene una superficie de 1 metro cuadrado, pero si lo plegamos al medio, tendremos una hoja de 1 metro de alto por medio de ancho, que de ninguna manera son las proporciones de la hoja original. Si la plegamos una vez más, tendríamos una hoja cuadrada de medio metro de lado, pero estaríamos siempre alternando entre hojas cuadradas y rectangulares.

La proporción que permite ésta cualidad y que emplea el formato DIN es “uno a raíz de dos”.

Ésto provoca que la proporción entre el largo y el ancho sea igual a la proporción entre el ancho y la mitad del largo, que es lo que queda una vez plegada la hoja. Esto se cumple para un largo igual al ancho multiplicado por la raíz de dos. Como la raíz de dos es un número irracional, o sea, que tiene infinitos decimales, no hay forma de buscar ‘números redondos’ para el tamaño de la hoja. Aún si hubiéramos querido hacer la A4 de, digamos, 20cm de ancho, el largo habría resultado de 28,2843….. e incontables decimales más. O sea, la cosa no tenía remedio por más que le buscáramos la vuelta por un lado, se nos arruina por el otro.

 

En definitiva, lo que parecían unas medidas un tanto aleatorias suponen un estándar mundial y en una proporción matemáticamente perfecta que permite organizar y clasificar los tamaños con un formato único basado en la raíz cuadrada de 2.

marzo 20, 2012 / kassaggi

El color de la mariposa; el futuro de los e-readers

Hasta la fecha, la tecnología de reproducción gráfica digital disponible se dividía en dos tipos: pantallas retroiluminadas (LCD) y tinta electrónica (e-ink). La pantalla LCD es similar a las que llevan los ordenadores portátiles. Desde el punto de vista energético, su ineficiencia es absoluta cuando se compara con los e-readers, además, la tecnología de pantalla de los e-readers es reflectiva (frente a las pantallas retroiluminadas de los LCD), por lo que pueden ser leídos con cualquier luz. Estos rasgos hacen a los e-readers perfectos para leer. Hasta ahora, esa duración de la batería y esa visibilidad parecida a la del papel tenía el coste del color y de la interactividad, y es que hasta ahora la lectura a través de un e-reader ha tenido que limitarse a libros en blanco y negro. Los cómics, las revistas, la navegación en color y, por supuesto, la visualización de vídeos, eran un imposible en los dispositivos de tinta electrónica estándar. Hasta ahora

El primer e-reader con pantalla Mirasol en lanzarse al mercado fue Kyobo, presentado a finales de noviembre del año pasado. Ya entonces, Qualcomm y Kyobo, nombre homónimo de la librería más grande de Corea, ambicionaban un dispositivo capaz de ofrecer “libros, revistas y vídeos con una pantalla táctil que aporta un color brillante con condiciones de luz solar directa”. La tecnología Mirasol quiere aunar las ventajas de la tinta electrónica con las de las pantallas LCD. De estas últimas toma el color, mientras que de las primeras incorpora que no cansa la vista, no refleja los brillos, se lee desde cualquier ángulo, no incorpora retroiluminación y su batería dura semanas.

Las pantallas Mirasol, a diferencia de la tinta electrónica en color, reflejan el color seleccionado por cada píxel mediante pequeños espejos, lo que significa que para producir los colores no se añade un filtro a la tecnología base, algo que reduciría la calidad de brillo y color, añaden fuentes de Qualcomm. Al contrario de lo que sucede con las E-Inken color, cuya pantalla no logra realizar los movimientos tan rápidos como requiere la reproducción de vídeo, Qualcomm sí ha conseguido que su pantalla pueda reproducir imágenes en movimiento, la pantalla sólo necesita una pequeña cantidad de energía y su velocidad de cambio es de microsegundos, por lo que se puede reproducir vídeo y contenido interactivo y son táctiles, lo que no ocurre con otras tecnologías reflectivas.

Qualcomm equipara su proceso de creación de color con el sistema “que hace brillar las alas de una mariposa, que aprovechan la luz ambiental para hacer brillar los colores de sus alas, ofreciendo siempre un espectro de colores vivos y puros”.  Las alas de las mariposas están compuestas por cientos de miles de diminutas escamas que se superponen unas sobre otras. Su forma y distribución modifica la interacción con la luz y, por tanto, la aparición de los colores.

Es lo que en Qualcomm han llamado un proceso técnico de microelectromecánica de modulación interferométrica (IMOD), que ha dado lugar a la tecnología MEMS (sistema microelectromecánico, por sus siglas en inglés), basada en sistemas con capacidad para crear color a partir de luz ambiental reflejada. Si parte de la tecnología Mirasol se basa en el reflejo de la luz ambiente, ¿significa que la imagen se ve diferente en función de la luz que haya? . La mayor parte de la luz ambiental contiene el espectro de color completo. Cuando una habitación parece que sólo es blanca o amarilla, en general es por efectos visuales. La pantalla reflejará el espectro completo de color en prácticamente cualquier situación.

Por tanto de mano de Qualcomm nos llega la solución al casi único inconveniente que tenían los diferentes e-readers, con una tecnología que sin restar prestaciones, ofrece un mundo de posibilidades.

vídeo promocional de la tecnología mirasol

marzo 20, 2012 / kassaggi

planos o cilíndricos: digitalización

Los escáneres hacen brillar la luz sobre el objeto y emplean espejos para reflejar en un dispositivo sensible a la luz. El dispositivo sensible a la luz capta la imagen reflejada y la convierte en señales electrónicas. Estas señales se almacenan, y el resultado final es una imagen que se compone de píxeles y se puede manipular en el ordenador. Las cámaras digitales de hoy en día trabajan con el mismo principio.

 

La principal diferencia técnica: PMT y CCD

Los escáneres planos emplean dispositivos de carga acoplada (CCD) en su lugar. Como en el PMT, los CCDs convierten la luz en energía y la registran electrónicamente, es decir:

transforman la información lumínica en datos que pueda reproducir un dispositivo electrónico.

Por otra parte, Los escáneres de tambor utilizan tubos fotomultiplicadores (PMT). Estos son los tubos de vacío que convierten la luz en energía y la amplifican. Debido a que estos dispositivos son más sensibles a la luz de sus homólogos de superficie plana, muchos profesionales consideran estos escáneres para ofrecer resultados de mayor calidad.

Escáneres de tambor

Los escáneres de tambor deben su nombre al tambor transparente sobre el que se coloca la imagen que va a digitalizarse. El tambor gira a alta velocidad (1.600 rpm) cuando la luz generada pasa a través o se refleja en el objeto. Los escáneres de tambor pueden producir resoluciones más altas que sus homólogos planos. La mayoría de los escáneres de tambor producen resoluciones de 8.000 a 11.000 dpi.

El precio es uno de los inconvenientes de tambor de los escáneres. Los escáneres de gama baja comienzan en los $ 16.000, mientras que los de gama alta que ofrece 11.000 dpi de resolución cuestan alrededor de $ 65.000. Estos escáneres son también grandes, requieren  2X4m  de superficie y puede llegar a pesar 200 libras. Otro inconveniente de los escáneres de tambor es la imagen de tamaño máximo que puede escanear. Un original de 8 por 10 pulgadas es el tamaño máximo estándar para la mayoría de los escáneres de tambor.

Escáner de cama plana

Los escáneres planos reciben el nombre de su placa de vidrio plana. La placa contiene la imagen que se desea escanear. El objeto analizado se mantiene estacionario, mientras que la fuente de luz pasa por debajo de ella. Pese a que la calidad es más baja que en los escáneres de tambor, proporcionan otros beneficios además de ser más baratos. Además pese a que la zona de exploración es más grande, requiere menos espacio de instalación que un escáner de tambor y no requiere de sus excesivos cuidados.

¿Cuál es mejor?

Determinar qué escáner es mejor depende de las necesidades de los profesionales. Para calidades excesivas lo idóneo sería un escáner de tambor, mientras que si los requerimientos de calidad en cuanto a resolución no están fuera de lo normal, los escáneres planos de hoy en día pueden realizar casi cualquier trabajo.